martes, 13 de marzo de 2012

CONCEPTOS BÁSICOS DE RESTAURACIÓN DE MUEBLES II. Cómo identificar el acabado de mi mueble.

Ya tengo mi mueble preparado para comenzar, con la idea clara del aspecto que quiero darle, pero ¿Por dónde empiezo?
Practicamente siempre será necesario eliminar la capa de acabado que tenga la madera de nuestro mueble si queremos aplicar una pintua, o un nuevo barniz encima, y más aún si lo que queremos es tintarlo.
En general se suele utilizar un decapante (que consiste en una mezcla de disolventes gelificados), pero no siempre es necesario, porque con un disolvente más inocuo podemos eliminar esa capa de protección fácilmente sin necesidad de exponer nuestros pulmones y nuestra piel a los productos tan agresivos que contiene el decapante.

En general podemos saber con que está protegida una madera haciendo unas sencillas pruebas. Cogemos un poco de algodón y varios disolventes: alcohol, aguarrás y un disolvente universal, y mojamos un algodón en cada uno de ellos, que un poco escurrido dejaremos sobre una zona del mueble diferente durante unos minutos y después frotaremos con cuidado.
Seguramente los tres algodones salgan algo manchados, ya que habrán removido parte de la suciedad, pero uno de ellos especialmente. Si se trata del de alcohol probablemente se trata de un barniz a la goma-laca, si es el de aguarrás lo más seguro es que sea una cera, aunque podría tratarse de un barniz natural, y si solamente sale color en el algodón impregnado de disolvente podemos descartar los acabados naturales ya que se trata de un barniz sintético.

Sabiendo ya con qué se barnizó el mueble podemos eliminar esa capa con el disolvente adecuado, sin necesidad de emplear un decapante en todos los casos, aunque claro, si vemos que la limpieza se nos resiste, pues utilizamos el decapante y listo, que por una vez, pues tampoco pasa nada, eso si, siempre en exterior y con guantes y mascarilla de gases.
Publicar un comentario