jueves, 2 de enero de 2014

Aprende la ténica del transfer.(transferencia de imágenes)

Lá técnica del transfer o de la transferencia es un proceso mediante el cúal decoramos una superficie gracias a un papel con un motivo impreso.
Normalmente Según el tipo de transferencia que hagamos podremos imprimir la imagen en nuestra impresora de tinta normal, desde casa, pero en algunos casos es indispensable una impresora láser.



Podemos hacer el transfer de tres maneras, con disolventes, calor o adhesivos.
Con disolventes:
La idea es colocar la imagen con la tinta en contacto con el mueble o la superficie a decorar, y por el revés, sujetando muy bien se empapa con ayuda de un trapo y disolvente. Necesitamos disolventes que remuevan la tinta, es decir no nos vale la esencia de trementina, por ejemplo. Lo ideal serían la acetona,o el disolvente universal. El alcohol tamnbién nos puede servir aunque es algo suave.
Es importante que el trapo no esté muy empapado, cuanto más seco y más presión se ejerza mejor, ya que de lo contrario nos arriesgamos a que la tinta se corra y se desdibuje la imagen.
Hay que tener muy en cuenta que las imágenes quedaran al revés, lo que si es un motivo decorativo puede no tener importancia, pero al ser letras es imprescindible editar la imagen previamente o imprimirla en modo espejo. A la hora de proteger el transfer es imprescindible que el barniz sea al agua, de lo contrario removeriamos la tinta.
Es imprescindible saber que para ésta técnica dedemos utilizar EXCLUSIVAMENTE IMPRESIÓN DE LÁSER! 



Con adhesivos
El concepto es diferente en éste caso. Se trata de aplicar el adhesivo sobre el papel que se quiere transferir y adherirlo a la superficie. Una vez que ha secado muy bien con algo de agua y el dedo vamos levantando el papel en finas capitas hasta que llegamos a la última capa dónde se encuentra la tinta que queda así a la superficie.
Este tipo de transfer queda más definido que el hecho mediante disolventes, aunque también es cierto que la capa de papel que contiene la tinta se encuentra adherida y a veces se nota y es necesario lijar con mucho cuidado los bordes.
Otra variante es barnizar o encolar con sucesivas capas de cola o barniz para transferencia la imagen y cuando haya coogido consistencia, levantar el papel. Después la fina película que contiene el motivo se adhiere a modo de decoupage sobre la superficie a decorar.






Con calor:
Se trata de colocar la imagen con la tinta hacia el mueble y utilzr un pirograbador, espátula térmica o una plancha normal, eso si, sin utilizar la opción de vapor. Sujetando muy bien la imagen y mediante psadas la tinta se va fundiendo y pasando a la otra superficie. Es muy importante eso sí no pasarse para no quemar el papel. 
Al igual que con la transferencia al disolvente es imprescindible saber que para ésta técnica debemos utilizar EXCLUSIVAMENTE IMPRESIÓN DE LÁSER! 



 





Imagenes: Facilisimo.com  Migajasdeltiempo.blogspot.com Tallerymedio.com
Publicar un comentario