martes, 26 de mayo de 2009

Laboratorio y Taller de Restauración del Museo Thyssen - Bornemisza


El otro día tuvo la gran suerte de poder visitar el taller de restauración del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. El tiempo que estuve allí se me pasó en un suspiro, y la verdad es que aunque ya me lo esperaba no me dejó de impresionar la cantidad de medios con los que cuentan, la distribución de las salas, la aparatología científica....quién tuviera algo así para poder diagnosticar las piezas que hay que intervenir.
Tienen microscopios de chorrocientos aumentos, una zona de laboratorio impoluta y perfectamente equipada, cromatógrafo de gases, espectómetro de masas, reflectografía de rayos x, luz ultravioleta, infrarroja y aparatos para realizar estudios de reflectografía infraroja, tienen climatizado el taller a la misma temperatura y niveles de humedad relativa que las salas de exposiciones para que las obras se mantengan siempre a unos niveles constantes, ...y para ello tienen hasta un mopntacargas a la misma temperatura!
Uno se pregunta después de ver ésto, ahora que toca enfrentarse con las obras, ¿cómo se puede hacer sin contar con al menos algunas de éstas cosas? tengo que irme buscando algún laboratorio de confianza para enviar muestras....pero después de lo visto, lo que me va a costar montarme un mini-tallercito con estanterías de Ikea.
En fin, poco a poco, digo yo que se podrá ir mejorando.

Publicar un comentario